Natural de Bádames, Sandra Trevilla es una de las corredoras de ciclocrós más destacadas del panorama nacional. En la temporada 2020-21, la ciclista cántabra ha terminado en el Top 10 de la categoría Élite sub 23. Sandra se incorporó a la familia del Bathco Sport Team el año pasado y es un ejemplo de la apuesta que realiza Fusodeba por apoyar el deporte femenino.

Su trayectoria sobre la bicicleta comenzó cuando tenía 8 años, practicando duatlón junto a su hermano. Después fue fijando su atención en el ciclismo y, cundo llegó a cadete, se inició en el ciclocrós. “A partir de ahí mi hermano se convirtió en mi mecánico y pasó a ser la disciplina con mayor encanto para mí”.

P. ¿Qué es para ti el ciclocrós?

R. Ha sido una parte fundamental en mi desarrollo como persona, eso solo el deporte te lo puede dar. Desde pequeña este deporte me a aportado grandes amigos, organización y capacidad de sacrificio. Como deportistas muchas veces tenemos que elegir, puesto que el entrenamiento y la competición nos consumen gran parte de nuestro día a día, pero todo ese sacrificio al final se acaba viendo recompensado cuando creen en ti y recibes apoyo.

P. ¿Cómo es tu día a día?
Generalmente suelo entrenar por las mañanas, me levanto pronto, desayuno y entreno lo que toque ese día, en temporada las semanas son mas relajadas puesto que solemos doblar sábado y domingo de competiciones y tampoco se puede meter tanta carga durante la semana. En la pretemporada sí se meten más horas de entrenamiento. Trabajo por las tardes, lo que hace más fácil poder compaginar los entrenamientos y las carreras.

P. ¿Qué significa para ti el Bathco Sport Team?
R. Para mi el bathco sport Team ha sido la oportunidad de poder llevar a cabo el proyecto deportivo que quería, el ciclocrós es una disciplina que requiere de mucho esfuerzo, tanto humano como económico, y en el Bathco Sport Team he encontrado el apoyo que me faltaba.

P. Una jornada, competición, victoria o derrota que esté grabada en tu memoria
R. La verdad que no podría decir una en concreto, tengo muchos y muy buenos momentos, pero creo que en los últimos años me hace especialmente ilusión cuando corro en casa y estoy rodeada de mis personas. Tengo la suerte de poder contar con mi hermano que es quien me acompaña a todas mis competiciones y eso es un gran apoyo.

P. ¿Crees que en esta disciplina deportiva hay muchas diferencias de género?
R. Tristemente siempre hay alguna diferencia por cuestiones de género, pero a decir verdad en esta disciplina concretamente se ha hecho un esfuerzo a nivel organizativo en cuanto a la igualdad de los premios. En cuanto al resto, creo que todavía queda labor por hacer, esta disciplina requiere de grandes aportaciones por parte de los patrocinadores y si analizamos detalladamente, aún son pocas las mujeres que apuestan al 100% por esta disciplina aquí en España.

P. ¿Qué le dirías a un niño/a qué está buscando su deporte para que se plantee acercarse al ciclocrós?
R. Lo primero que haga muchos deportes o muchas modalidades, ya que creo que cuanto más multidisciplinar sea en edades tempranas, mejor deportista será llegado el momento de definirse. Y en segundo lugar que vaya a ver una carrera, que viva el ambiente, no necesitará más para engancharse, ya que si una cosa buena tiene el ciclocrós es lo atractivo y entretenido que resulta al espectador desde el primer momento.

P. ¿Qué cualidades físicas crees que son idóneas para este deporte?
R. Siendo un deporte tan completo como el que es, cuanto mas completo sea el deportista mejor. En una carrera de ciclocrós te puede tocar de todo, correr con la bici al hombro, pasar zonas muy técnicas, tramos de arena, saltar troncos, circuitos muy rápidos o muy pesados por el terreno o el barro, por lo que se requiere fuerza, técnica y rapidez, algo que se logra siendo medio atleta medio ciclista.