A sus 17 años, el gallego Rubén Fandiño ya lleva una década vistiendo un maillot de ciclismo, un deporte que le ayuda a “desconectar y disfrutar”. Tras dos años vinculado al Bathco Cycling Team, ha encontrado en la escuadra corraliega “un grupo con el que comparte una afición y que ayuda en todo a sus corredores”. Hoy conocemos un poco más a este componente del Bathco Sport Team.

P. ¿Cuáles crees que son tus fortalezas y debilidades como ciclista?

R. Como corredor intento ser lo más completo posible pero las subidas largas son lo que más me cuesta.

P. ¿Qué cualidades físicas crees que son idóneas para este deporte?

R. Creo que no hay unas cualidades concretas porque existen muchas variedades de corredores, lo único que tienen en común todos, es la capacidad de sufrimiento que hace falta en este deporte.

P. ¿Cómo es el proceso de adaptación a la competición?

R. Aprender a competir tiene diferentes partes, por un lado está la colocación en el pelotón y aprender a desenvolverte en carrera; y por otro, la condición física en sí, que entrenando y a base de trabajar mucho se va mejorando.

P. ¿Qué significa para ti el Bathco Cycling Team?

R. Además de ser mi equipo, para mí representa a un grupo de personas que compartimos una afición. Además, destacaría que ayuda en todo a sus corredores.

P. Una jornada que esté grabada en tu memoria…

R. Los campeonatos gallegos que conseguí ganar y el segundo puesto conseguido la temporada pasada.

P. ¿Qué le dirías a un niño/a qué está buscando su deporte para que se plantee acercarse al ciclismo?

Que pruebe  a coger la bici con unos amigos y que disfrute en ella, al final, le entrarán las ganas de seguir adelante e ir más allá..

P. ¿Crees que en esta disciplina deportiva hay muchas diferencias entre chicos y chicas?

R. Sí, pienso como está pasando en muchos más deportes, el ciclismo femenino no consigue alcanzar al masculino ni sus ventajas.