139 corredores tomaron la salida en la tercera y última etapa de la Vuelta a Valladolid, procedentes de 33 equipos nacionales y también de Portugal. Los representantes del equipo cántabro Bathco Cycling Team se mostraron combativos e imparables, con Roberto Alonso corriendo más de 80 km en solitario. Por detrás, en contraataque iba su compañero Lucas Lopes, en un grupo formado por seis unidades. El ciclista verdinegro consiguió un meritorio séptimo puesto. En el peloyón, Iván gutiérrez, José Manuel Donat y Lamce Andrew controlaron los avatares del grupo consiguiendo que la escuadra corraliega se llevara el triunfo también por equipos.

Por otra parte, en la localidad vizcaína de Sopuerta, otra delegación del equipo cántabro compitió en el XLI Gran Premio Paco Cepeda. Una avería dejó a Brayan Molano fuera del podio, aunque, tras la reparación, aún tuvo el arrojo de recuperarse hasta la cuarta plaza de la clasificación. Moro fue 7º y Gracia 19º, lo que permitió a la escuadra ser 2ª por equipos.