Tras varias semanas suspendida por la situación sanitaria, finalmente la liga cántabra de pádel concluye sin disputar la jornada pendiente. De esta manera, el Bathco Pádel Team A es ya, oficialmente, equipo de 1ª categoría tras conseguir la cuarta plaza en esta liga 2019/20. Los jugadores pueden sentirse orgullosos de la temporada realizada, siempre conectados y preparados para rendir al máximo pese a lo difícil que es mantener la concentración cuando la competición es tan intermitente y atípica como lo ha sido este año.

En el ADN del equipo siempre ha estado el competir y el dar lo mejor de cada uno, pero en 2016, cuando empezaron en 4ª, no pensaban que en 2021 estarían en la máxima categoría del pádel cántabro. Por detrás, vienen años de esfuerzo, aprendizaje, alegrías y alguna que otra decepción.

En su despedida de la temporada, el equipo ha querido hacer una mención especial y agradecer su apoyo a los patrocinadores. “Primero a Climapool Cantabria S.C. y Pinturas Sabi, que fueron los locos que apostaron por este grupo de amigos que se aventuraban en el desconocido mundo del pádel en nuestro pueblo. También al Restaurante El Boj, por continuar con el proyecto al siguiente año y poner su granito de arena en los cimientos del club. Y por último, como no, a Fusodeba, Bathco y concretamente a Joselo por creer en este proyecto, darle la estabilidad necesaria y ese aire que ayuda a volar por metas más ambiciosas. Sin vuestro apoyo, no hubiera sido posible este ascenso. ¡GRACIAS!”.

En su comunicado, la formación también ha querido recordar el apoyo del club ATP y Peter Cano; del club de pádel Reinosa; del personal que trabaja en las instalaciones municipales y del Ayuntamiento de Los Corrales de Buelna por su esfuerzo en la adaptación de las pistas para poder utilizarlas. También han tenido unas palabras para el “programa La Farola de Radio Valle de Buelna FM y Carlos Lavín, por dar voz a nuestro deporte y a nuestro equipo, lo que ha ayudado a promocionar el pádel en el pueblo”.

Finalmente, el club ha agradecido su implicación a todos los jugadores que están actualmente en el equipo y también de todos aquellos que han formado parte de él en algún momento, así como a Rubén Castillo, “alma mater” de la formación.

Ahora, es momento de mirar hacia el futuro y encarar la próxima temporada con la máxima ilusión por seguir mejorando, creciendo y consiguiendo nuevos objetivos.