Navidades muy intensas para Sandra Trevilla, que se desplazó a Bélgica y Holanda para disputar cinco pruebas, dos de ellas pertenecientes a la Copa del Mundo. La cántabra ha mejorado sus resultados en todas ellas con respecto a participaciones anteriores y ha aprovechado para preparar el terreno para su próxima cita, el Campeonato de España, que se disputará este fin de semana en Torrelavega.

Comenzó su gira en Zolder el 26 de diciembre donde terminó en el puesto 28. Al día siguiente, primera cita del WT en Dendermonde en la que concluyó en la posición 50. Tras dos jornadas de descanso, el 30 de diciembre la cántabra disputó la última carrera de 2020 en Bredene, en la que finalizó veintisieteava. Tras las uvas, el primer día del año Trevilla compitió en Baal, donde obtuvo el puesto 29. Finalmente, el último circuito se disputó el domingo 3, en Hult; Segunda cita del WT en la que concluyó en la posición 45.

En líneas generales, la de Bádames ha calificado muy positivamente la semana, destacando que le ha permitido recuperar la continuidad en los circuitos, mejorar el estado de forma para las próximas citas del calendario y progresar internacionalmente.