Ambos conjuntos pudieron llevarse el partido aunque finalmente el marcador no se movió.

RS GIMNÁSTICA: Rubén Lavín, Fer, Fermín, Camus, Chamorro, Cusi, Luis Alberto, Palazuelos, Ito (Emilio, 20′), Prada (Casta, 88′) y Saúl (Vitienes, 67′).
CD CAYÓN: Raúl, Bolado, Pelayo, Cagigas, Marcos, Turrado, Riki, Víctor, Cárcoba (Uriel, 81′), Miguelín y Rodrigo (Goñi, 67′).

Reparto de puntos entre Gimnástica y Cayón en el exilio de los blanquiazules a Santa Ana. El partido, más vistoso de lo que el resultado refleja, pudo caer de cualquiera de los dos lados, pues ambos conjuntos dispusieron de varias oportunidades para haber desequilibrado la balanza a su favor.

En la primera parte los de Sarón tuvieron más la posesión de balón, sorprendiendo a su rival al iniciar sus ataques desde atrás. Las diagonales buscando a sus futbolistas de banda hicieron mella en la zaga local, que no supo neutralizar las llegadas de Pelayo, Víctor y Cagigas.

La primera ocasión clara del choque fue para Ito, que definió con poca fuerza ante Raúl Domínguez. Poco después, el delantero asturiano se veía obligado a abandonar el terreno de juego por unas molestias musculares, entrando Herrera en su lugar.

A la media hora de partido llegó la ocasión más importante de la contienda. Fue para el Cayón, en un balón largo que superó a la zaga blanquiazul y que habilitó a Víctor Fernández totalmente solo ante Rubén Lavín con el esférico botando. El lateral cayonés picó con criterio y cuando la afición visitante celebraba el gol, la pelota fue repelida por el larguero. El rechace le cayó de nuevo al propio Víctor, aunque a su pierna menos hábil, desbaratando Camus en línea de gol el tanto visitante. Fue, sin lugar a dudas, la más clara del primer acto.

La contestación de la Gimnástica llegó en la testa de Luis Alberto, que envió muy alto un cabezazo servido por Camus. Antes del descanso, Prada, muy activo en la zona de 3/4, se asoció con Herrera y Fer para acabar rematando muy cerca de la cepa del poste.

El ex gimnástico Carlos Cagigas se colocó como referencia en ataque en la segunda mitad buscando su velocidad para sorprender a la Gimnástica, y fue en una cabalgada suya cuando Fer se vio obligado a intervenir para evitar el remate final de Rodrigo. Con el paso de los minutos, la figura de Álvaro Prada se atisbaba como un haz de luz en el ataque blanquiazul y de sus botas llegaron las ocasiones más claras del bando blanquiazul. La más clara, quizás, de todo el partido, en un remate alto a bocajarro que, incomprensiblemente, no se convirtió en gol. Poco después, con un remate de volea que despejó en línea de gol un defensor. Y acto seguido, pidiendo penalti en una jugada en la que pisaba área pequeña y era agarrado por Bolado.

El propio mediapunta gimnástico lanzaría otra falta que despejaría de puños Raúl; además, Palazuelos cabeceó alto otra falta lateral de Prada. En los minutos finales, ambos equipos no asumieron riesgos en defensa y las ocasiones brillaron por su ausencia.

La Gimnástica se coloca líder en solitario con 26 puntos tras este empate. El próximo choque para los blanquiazules será visitar El Castañar de San Vicente de la Barquera, ante el recién ascendido CD Barquereño (domingo, 17:00 horas).