El domingo 12/05/2019 a las 12:30 horas, en el Complejo Municipal de Deportes Ruth Beitia de Santander, se disputó el encuentro de ida de la final de los play off de la fase de ascenso a la Liga Heineken y Bathco Rugby Club cayó 15-22 ante un Ciencias Cajasol de Sevilla, que toma ventaja en la final.

Auguraban las previas al partido un encuentro muy igualado, con dos escuadras con sistemas de juego muy parecido y en el que a buen seguro se vería un buen encuentro, y no defraudaron las mismas, pues sobre el césped del Ruth Beitia, se vieron, sobre todo los primeros 40 minutos un rugby digno de otra categoría, con una velocidad en el juego que para nada desmerecería de cualquier conjunto de la liga Heineken y con dos equipos volcados en ataque y con las defensas, empleándose a fondo intentando frenar las fortalezas del rival.

Comenzó el encuentro a un ritmo trepidante en el que el oval iba de una marca a la otra a una velocidad vertiginosa, sin un dominador claro de la posesión y con un Bathco que parecía más metido en el encuentro, si bien Ciencias aprovechaba cada posesión para presentar credenciales y mostrar el porqué de su imbatibilidad durante la fase regular.

Golpeaban primero los visitantes con una de las grandes armas del conjunto científico, el maul, de la mano de Facundo Padró que tras un saque de lateral en la 22 cántabra avanzó inexorablemente hasta la marca cántabra, inaugurando el marcador en la Albericia, transformando San Martin (Min.15 0-7)

Devolvían el golpe los verdinegros en el minuto 21 con una gran jugada después de innumerables fases de juego que culminó con el ensayo de Michael Green, rompiendo la defensa sevillana por el centro y ensayando bajo palos, transformando Taibo (min.21, 7-7)

Se frotaban los ojos los aproximadamente 800 aficionados que se dieron cita en la Albericia ante el gran encuentro que estaban presenciando y jugaban los locales sus mejores minutos, y tras otra gran jugada de equipo, llego un nuevo ensayo por medio de Iván Peña «Bachi» (min 30,7-12)

Pero de nuevo, les devolvía a la realidad la delantera sevillana, que en una jugada idéntica a la del primer ensayo, tras otro maul después de un saque de lateral, el talonador Ignacio Salazar, sumo una nueva marca para el ciencias, que devolviendo la igualdad al marcador (min 35 12-12), con el que se llegó al descanso.

Si en la primera mitad fueron los locales que saltaron al campo más metidos, al inicio de los segundos 40 minutos, fueron los sevillanos los que llevaban la iniciativa en el juego, aprovechando además la superioridad numérica por la expulsión temporal del centro local Cristian Serra, y fruto de ello llego un nuevo ensayo, por medio del zaguero Santiago Pando, que encontró el resquicio en la férrea defensa cántabra que se empleaba a fondo para frenar los embates visitantes. (min.44 17-12)

Acortaban las distancias los santanderinos por medio de Balta Taibo tras una patada de castigo en el min 49, 15-17.

A partir de ahí, todo lo que había sido velocidad y dinamismo en el juego hasta ese momento, se convirtió en un juego trabado y deslucido en el que los sevillanos, con más oficio, se desenvolvieron a las mil maravillas, impidiendo que los cántabros tuvieran posesión del oval a sabiendas del peligro de la 3/4 santanderina.

Aumentaban la renta en las postrimerías del encuentro los visitantes con un ensayo del tercera centro Gonzalo Padró, tras varias fases de delantera en la que se pudo ver la superioridad en peso y volumen de la delantera sevillana. (min. 74 22-15)

A partir de ahí, Bathco Rugby Club, tirando más de corazón que de buen juego, buscó acortar la desventaja pero se topó con la defensa visitante, que impidió que le restaran esos 7 puntos con los que afrontará el encuentro de vuelta dentro de siete días en la Cartuja.

Quedan pues, con este resultado, las espadas en todo lo alto para dentro de siete días en Sevilla, en el que Ciencias Cajasol, jugará con la ventaja de 7 puntos en el marcador y a buen seguro con la afición sevillana volcada, si bien para los cántabros no es una renta insalvable, y se enfrentaran ante una tesitura a la que no se ha visto a estas alturas de la temporada, el afrontar un encuentro con desventaja en el marcador.